martes, 12 de octubre de 2010

sábado, 10 de abril de 2010

TRAILER "JOPOI TODOS JUNTOS"

TRAILER "JOPOI ALL TOGETHER"
52 MIN./NTSC/2009/PARAGUAY BRASIL

video

TRAILER "EL PRECIO DE LA SEMILLA"

TRAILER "THE PRICE OF SEED"
53 MIN/NTSC/2009/ARGENTINA BRASIL

video

TRAILER "LA VERDAD SOTERRADA"

TRAILER "THE HIDDEN TRUTH"
DOCUMENTÁRIO 52 MIN./NTSC/2009/URUGUAY BRASIL


video

miércoles, 7 de abril de 2010

“La verdad soterrada”, más que un documental.


El 25 de octubre del 2009 el Plebiscito para anular la Ley de Caducidad consiguió el apoyo en las urnas del 48% de la población.

Faltaron entonces voluntades para alcanzar el 50% más un voto, cantidad minima necesaria para el triunfo.

Nosotros debemos informar esto a todos aquellos que nos acompañan y no están en Uruguay.

Recordándoles que la ”Ley de Caducidad de la pretensión punitiva del Estado” aseguró, tal como lo indica su nombre, que el Estado no iba a someter a juicio a los civiles, militares y policías criminales que protagonizaron la represión antes y durante la dictadura, dentro y fuera del país.

Una interpretación de ese resultado en las urnas pude ser la siguiente, el Plebiscito fue derrotado por los votantes como nuestro chofer de taxi, como el ciudadano que aparece en “La verdad soterrada”. Para esos ciudadanos vivir en democracia es importante, pero no se desvelan por otros asuntos... que atañen a la democracia.

A Roberto le importa que la democracia lo cobije, le permita hacer un asadito en su casa con un grupo grande de amigos sin que la policía venga a interrumpirle la fiesta, pero no va más lejos.

Podríamos decir que esa visión egoísta y mezquina es compartida por numerosísimos actores políticos, dirigentes del Frente Amplio ex-presos políticos, los que tampoco se desvelaron por ese asunto...

A estos políticos les importa que la democracia les permita su espacio personal de libertad, les asegure poder ser elegibles y elegidos para gobernar, pero no se incomodan por otros asuntos.

A menos que esos asuntos hubieran sido rentables en votos y al parecer, defender la Anulación de la Ley de caducidad no era rentable.

Esa es mi idea de las cosas. Pésimas!

La otra cara, existe!

Cientos, miles de jovenes y veteranos, movilizados, por todo el país, a lo pampa, a lo artiguista, a lo oriental, promovieron conciencia, conversaron, informaron, discutieron.

Enfrentaron a los mandos partidarios y a las burocracias sindicales, no les dieron bola, y trabajaron durísimo por la papeleta del SI ANULO esa maldita ley.

Ellos, ellas son nuestra garantía de democracia, verdadera, participativa, conciente, humana en su sensibilidad, poderosa en su decisión, son la garantía ética en un país donde cada vez más está haciendo falta ética.

Nuestro documental recorrió el país en sus manos. Fue visto por cientos, quizás miles, de personas.

“La verdad soterrada” se estrenó en el Museo de la Memoria y con Familiares de Detenidos Desaparecidos.

Lo exhibimos en la calle, invitados por las radio libres de Las Piedras y fue estremecedor.

El documental cerró la campaña por la Anulación en Buenos Aires.

En TV Ciudad y en TV Libre se difundió varias veces, antes y después del plebiscito.

De nuestras manos salieron 150 copias en DVD, gracias al apoyo de Crisantempo, Guga y Gi de San Pablo.

Hoy, volviendo a verlo, entendimos que necesita un epílogo. Una palabra más. Un nuevo llamado a la reflexión, a la esperanza, a la confianza, a la voluntad de seguir buscando caminos que abran paso a la Verdad, la Memoria, la Justicia.

Diciembre del 2009, Silvia Martínez del Río

miércoles, 28 de mayo de 2008

Noticias Argentina-Adolfo Pérez Esquivel-



Hola:
los saludo desde Argentina en el día que festejamos una revolución... bueno todos sabemos que nunca fue una revolución, revolución....

Como en estas tierras seguimos con grandes conflictos, comparto una nota con todos ustedes, ya que ahora hay un nuevo Organismo que nos "une" . UNASUR.

Saludos a todos.
Liliana Ghisolfo (Psicopedagoga)
Buenos Aires Argentina.



El campo al descampado
Grandezas y miserias del conflicto

Adolfo Pérez Esquivel

Las grandes empresas sojeras nacionales e internacionales están manipulando y presionando para torcer el brazo del gobierno por las retenciones.

Ganan millones pero no se conforman, quieren más, más y más, no les interesa el daño ambiental, las consecuencias de los monocultivos y la reducción de los bosques naturales, el uso indiscriminado de los agro-tóxicos, para la salud y la alimentación de la población.

El gobierno en todo esto fue permisivo, ambicioso con tal de lograr más retenciones del agro. Por lo tanto son socios en generar la desgracia ajena y hoy están enfrentados a ver quien se queda con el pedazo mas grande de la torta.

No hay un proyecto de país que permita regular los recursos naturales y prever políticas a corto, mediano y largo plazo, en un desarrollo sostenible y de respeto a la Madre Naturaleza. Están vendiendo el país al mejor postor con total impunidad. Confunden desarrollo con explotación y son como las termitas, devoran todo lo que encuentran al paso.
i lo que digo es mentira, me gustaría que lo desmientan con hechos concretos y no con discursos vaciados de contenido. Basta ver cómo se han reducido las áreas de cultivos para alimentar al pueblo y como el 95 % de la soja es para exportar y llenar sus bolsillos. Están cerrando los tambos y las áreas de cultivos para alimentos, que se reducen día a día.

Otros actores, en este escenario conflictivo, son los pequeños y medianos productores rurales que integran la Federación Agraria Argentina, a quienes siempre hemos acompañado solidariamente porque son campesinos que ponen el hombro y el alma en el trabajo del campo. Pero tenemos que decirlo, nos preocupa que hoy son aliados de los terratenientes y de las grandes empresas transnacionales que están destruyendo el medio ambiente y transformándonos en un país sojero y que su ambición va dejando un territorio devastado por la especulación financiera.

En éste triste escenario el que sufre las cachetadas es el pueblo argentino, sujeto a los vaivenes del conflicto y debe soportar el desabastecimiento, el aumento de precio de los productos, las tensiones sociales y aquí no faltan quienes pretenden especular.

Arturo Jauretche decía que están aquellos que "se suben al caballo por la izquierda y se bajan por la derecha". ¡Pucha. Cuantas verdades dice don Arturo, carajo! Hay camaleones en el país que cambian de color por conveniencia, como dirigentes de partidos políticos, sindicalistas, movimientos agropecuarios. Ahora aparecen juntos y revueltos como tortilla quemada.
En ésta pulseada están los que quieren aprovechar cada espacio para atacar al gobierno y desestabilizarlo. Algunos desubicados provocaron la quema de campos, muertes, accidentes y grandes problemas a la población. Están los "cara pintadas y personajes de la dictadura militar", como doña Cecilia Pando que busca justificar lo injustificable y se subieron al conflicto con cacerolas de acero inoxidable y cucharitas de plata, esperando espantar a la Presidenta de la Casa Rosada montada en un helicóptero, al estilo de De La Rúa. Se equivocaron y tuvieron que masticar sus broncas.

En este revoltijo las extremas izquierdas (nunca supe qué quieren y hacia donde van) lo que si sé, es que son funcionales al sistema de dominación y que en su accionar, los extremos se juntan. Me recuerdan a ese diputado que entraba en la Cámara y decía:" No sé de lo que hablan, pero me opongo". Esos sectores son incapaces de construir alternativas, de tener creatividad y valores para compartir la vida del pueblo. Eso si, están en todas, en cada manifestación, en cada problema, en cada despelote que se presenta. Como hacen, no lo sé. Es casi un milagro del siglo XXI, algún día descubriremos el truco y chau milagro.

El gobierno se equivocó fiero, y no reconoce sus errores. Es la soberbia del poder, se sienten infalibles, autoritarios, en el Olimpo de la idiotez; juega al desgaste de la gente del campo, de aquellos que no tienen los recursos de las grandes empresas que si pueden resistir un largo tiempo de confrontación con el gobierno, en un conflicto donde el problema de las retenciones pasó a segundo plano y se juega políticamente al modelo de país que quieren a imagen y semejanza de sus intereses.
Los campesinos, medianos y pequeños productores, si no trabajan, no comen. Otros juegan a querer demoler al gobierno, no les importa el "cómo"; sino cuando lo lograrán, juegan a la intriga, y los grandes medios de comunicación aportan su veneno diario al desgaste y las mentiras.

No es nuevo, la historia se repite una y otra vez. Van quedando al desnudo en su hipocresía. El campo al descampado, mostrando su grandeza y su miseria. El gobierno se mira el ombligo en un diálogo de sordos. El pueblo asiste al culebrón entre el campo y el gobierno, la telenovela continúa todos los días, con cortes de ruta, declaraciones; almuerzos con la dama rica que habla de los pobres.

Hasta que salimos a hacer las compras a la hora señalada y preguntar los precios de la leche, los huevos, el kilo de carne, la verdura, la cuota del colegio de los chicos, la niebla, la temperatura, el mal olor y saber que no salen los aviones, paran los trenes, los subtes. Estamos varados en la vida.

Paren muchachos y damas. Los argentinos de a pié y todos los que habitan este país surrealista estamos cansados que nos traten como marionetas y estemos recibiendo las cachetadas de todos lados. ¿Hasta cuando? ¿No tuvimos suficiente dolor y pareciera que no se ha aprendido nada?- Nos han saqueado, destruido y todavía seguimos enfrentados.

Hay que hacer memoria y sumar voluntades. Los argentinos no aprendimos todavía las operaciones matemáticas básicas. Sumar y multiplicar. Sólo aprendimos a restar y dividir. Queridos compas. A estudiar que hay mucho que hacer y a no dejarse ganar por los que siempre quieren dividir y restar. Hay que resistir en la Esperanza, construyendo el país que queremos para todos.


http://alainet.org/active/24036

lunes, 26 de mayo de 2008

Noticias Argentina-Secuestros en democracia



http://www.criticadigital.com.ar/index.php?secc=nota&nid=3188





"No entendiste que la vida de ustedes está en nuestras manos"


14:04 | 01.05.2008


Según Juan Puthod, esas fueron las palabras de sus secuestradores antes de liberarlo. Lo dijo este mediodía en una breve conferencia de prensa. "Vivís o morís en el momento que nosotros queremos", lo amenazaron.

El sobreviviente de la dictadura Juan Evaristo Puthod, que había sido dado por desaparecido en Zárate y reapareció anoche por sus propios medios, habló en una conferencia de prensa junto con la secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Sara Derotier de Cobacho.

En medio de un grupo de periodistas que preguntaban en una situación caótica, Puthod dio detalles sobre su secuestro, tras ser dado de alta esta mañana de la clínica privada Virgen del Carmen y declarar ante el fiscal que entiende en la causa.

"No pude ver a mis secuestradores porque yo perdí un ojo en mi secuestro anterior", explicó el titular de la "Casa de la Memoria" de Zárate, en referencia a cuando estuvo detenido durante la última dictadura militar.

"Cuando me soltaron me dijeron que me acuerde que mi vida o mi muerte depende de ellos", relató Puthod. Y agregó: "Me recordaron todo el tiempo que no había entendido el mensaje, que ya me habían llamado, me habían mandado mensajes de texto y me habían dejado en claro que no hablara".

Tras agradecer al gobernador bonaerense Daniel Scioli, al Gobierno y a la prensa por difundir su desaparición y buscarlo, afirmó: "En el secuestro anterior no me quebré, voy a seguir levantado las mismas banderas".

Esta mañana, Puthod alertó que en la semana anterior a su desaparición lo fueron a buscar a la casa pero no lo encontraron. “Yo había salido, así que estaba mi mujer y la golpearon a ella”, contó el militante, que aclaró que hizo la denuncia sobre esa intromisión a su hogar ante las fuerzas de seguridad.

“En mi casa hubo amenazas y un artefacto explosivo”, recordó el dirigente de derechos humanos. “No me había dado cuenta que la vida mía ellos la habían tenido en sus manos”, reconoció, aún conmovido. Además, ratificó que “fueron tres personas las que me tuvieron secuestrado”, tal como había informado el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli.

Cuando le preguntaron en qué pensaba durante su secuestro, Puthod respondió: “Pensaba mucho, sobre todo en mi hija de ocho años. Mi mente estaba en eso. Pensaba en ella”, narró.

También por la mañana, una de sus hijas mayores afirmó que su padre fue secuestrado por el homenaje que hará el 16 de mayo a dos militantes peronistas fusilados en Rosario durante la última dictadura militar, Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra. Ese crimen se atribuye, entre otros, al ex comisario y ex intendente de Escobar Luis Abelardo Patti, que ahora cumple prisión preventiva en el penal del partido bonaerense de Marcos Paz, acusado de otros crimenes de lesa humanidad.

Martín Labrau, vicepresidente de la Casa de la Memoria de Zárate, confirmó esta hipótesis a Télam y señaló: "no pude hablar mucho con Puthod pero sí con su hija, quien me dijo que a su padre lo secuestraron por el monumento".

Un testigo comprometido

Juan Puthod es uno de los principales testigos en la causa 5310, caratulada “DEROTIER DE COBACHO, Sara Subsec. DDHH S/ Denuncia”, que se instruyó en el Juzgado Federal de Campana y hoy se encuentra radicada en el Juzgado Federal de San Martín.

Esta causa se inicia con la presentación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia como denunciante y parte querellante, acompañando a los organismos y sobrevivientes de la zona.

En ella se investigan los delitos de lesa humanidad cometidos en el circuito clandestino de represión de las localidades de Zarate, Escobar, Campana, Exaltación de la Cruz y Baradero. En las inspecciones oculares realizadas en la causa, Juan con otros sobrevivientes, reconoció los lugares donde estuvo detenido.

En el marco de esta causa quedó asentada la existencia de un circuito clandestino de represión ilegal que implicó a las fuerzas armadas y de seguridad que actuaban en la zona.

Actualmente, el Juzgado está próximo a llamar a indagatorias a los responsables del circuito clandestino de detención.

El secuestro y el circuito clandestino de Zarate

Juan Puthod fue detenido el 27 de marzo 1976 en Prefectura Naval Zarate cuando se presenta al reclutamiento del servicio militar obligatorio. Tenía en ese momento 17 años.

Estuvo detenido ilegalmente en primer lugar en la Comisaría de Zárate, la cuál reconoció en inspecciones oculares en el marco de la causa.

El 28 de marzo lo trasladan en un camión a la Base de la Armada que hoy esta dentro del Instituto de Formación de la Prefectura Naval Argentina.

Desde la Base , es llevado en un lanchón al Patrullero de Río ARA Murature de la Prefectura Naval Argentina. Para ello se utilizó una plataforma del Instituto de Prefectura, la cual fue reconocida en las inspecciones oculares realizadas por el Juez.

En el ARA Murature es torturado y permanece secuestrado varios días. Según surge del testimonio en la causa, Juan reconoce el buque como el lugar donde estuvo detenido.

Del buque lo trasladan al Arsenal Naval, donde hoy funciona el Instituto de Formación de la Prefectura Naval Argentina.

De allí lo trasladan al Tiro Federal de Campana, lugar que había sido ocupado por el Ejército Argentino y que fue reconocido en el marco de la causa por varios sobrevivientes. El lugar fue demolido el año pasado por la Empresa Techint a pesar de recaer sobre él una medida judicial de no innovar.

Desde el Tiro Federal de Campana, Puthod es trasladado a otros Centros Clandestinos de la Provincia de Buenos Aires (Puente 12, Pozo de Banfield, Campo de Mayo); hasta que, a través de la Brigada Aérea de Morón, es llevado en avión al Regimiento 10º Caballería Blindada de Azul, para ser puesto a disposición del Poder Ejecutivo en la Unidad Penal de Sierra Chica.

Recuperó la libertad el 9 de Julio de 1981 desde Unidad Penal 9 de La Plata.

Las amenazas

Juan Puthod viene recibiendo amenazas desde julio de 2005, cuando se realiza la apertura de la Casa de la Memoria de Zarate. Estas denuncias quedaron asentadas ante el Juzgado Federal de Campana.

Según ellas, Juan fue seguido en la vía pública por un vehículo marca Renault 19 color gris polarizado sin chapa patente, principalmente en horas de la noche. Además recibió llamadas a su domicilio diciendo “dejate de joder con la casa de la memoria o te voy a reventar”.

Juan es uno de los principales referentes de la Casa de la Memoria de Zarate e integra la Comisión por la Recuperación de la Memoria de Campo de Mayo. En este sentido, participó activamente en el acto de señalización que la Secretaría de Derechos Humanos Provincial, la Red Federal de Sitios del Archivo Nacional de la Memoria y la Comisión de la que Juan era parte, realizaron el último 19 de marzo. Esta señalización sufrió un atentado con pintadas en los últimos días.

Desde la Casa de la Memoria y junto con la Secretaría de la Provincia , Juan venía organizando para el 16 de mayo próximo un homenaje a los detenidos ilegales y asesinados Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiasso. En este homenaje se iba a descubrir un monumento en el Km. 103 de la Ruta panamericana, el lugar donde fueron hallados los cuerpos.

Por estos crímenes se instruye una causa en el Juzgado Federal de San Nicolás a cargo del Juez Villafuerte Ruzo. El Fiscal y los querellantes, solicitaron la reapertura de la investigación, que se llevó a cabo en gran parte durante la dictadura, y que terminó con el sobreseimiento de los autores materiales del asesinato: Luis Abelardo Patti, Spattaro y Dieguez.